Resolución de conflictos

Servicios de mediación y ADR

 
 

¿Qué es la mediación?

La mediación es un sistema de resolución de conflictos no adversarial, es decir, se basa en el diálogo  con la finalidad de intentar llegar a la mejor solución para las partes implicadas.

La persona mediadora es un profesional que gestionará y dirigirá todo el proceso, garantizando el principio de igualdad entre las partes.

 

  

¿Qué ventajas tiene la mediación respecto a otras formas de resolución de las disputas?

 

  • Es condifencial. La ley protege la información conocida en una mediación, y las personas mediadoras tienen el deber de confidencialidad, que abarca la prohibición de ser obligado a testificar en juicio sobre lo tratado en el proceso de mediación.
  • Es más barata
  • Es rápida
  • El resultado depende de la voluntad de las partes, no de la imposición de un tercero
  • Garantiza un trato correcto y que todas las partes serán escuchadas
  • Es voluntaria
  • No invalida otras vías de solución (tras la mediación, a falta de acuerdo, se puede acudir a la vía arbitral o judicial)
  • Es imparcial. La persona mediadora no toma partido por ninguna de las partes
  • Es efectiva. La mayoría de los conflictos se resuelven con acuerdo


 

¿Qué clase de conflictos puede resolverse con la mediación?

En principio, todas las disputas sobre materias de las que las partes tengan el poder de disposición pueden ser objeto de mediación. Es decir, casi todas las disputas pueden resolverse con este método. 

Existen algunas excepciones legales, como es la existencia de violencia de género o determinadas materias, como la tributaria.

A modo de ejemplo, los conflictos más comunes objeto de mediación pueden ser:

  • Consecuencias de la separación, el divorcio o la nulidad matrimonial (régimen de visitas, alimentos, pensiones, división del patrimonio…)
  • Relaciones familiares (paterno-filiales, cuidado de miembros de la familia, internamientos…)
  • Herencias
  • Relaciones vecinales (ruidos, horarios, obras…)
  • Problemas en la comunidad de vecinos
  • Reclamación de deudas
  • Reclamaciones por venta o prestación defectuosa de servicios
  • Gestión o sucesión de la empresa familiar
  • Uso de los espacios públicos

 

ExternalVideoWidget